Avances Thalios II Julio y Agosto

Hola a todos y bienvenidos a la rutina de Septiembre. Como en verano solemos desaparecer un poco por las esperadas y ansiadas vacaciones, no actualicé el blog para comentaros ningún tipo de avance. En estos dos meses he alcanzado el ecuador de la novela y ya he comenzado el descenso, por lo que ya queda mucho menos para ver la meta. Actualmente la novela cuenta con estas palabras/páginas escritas:

61.527 palabras - 218 páginas

En Julio y Agosto he escrito 19.307 palabras para Thalios II y un relato de 4.304 palabras del que de momento solo puedo deciros el título: "El primer Jhar". Durante este mes espero poder daros más noticias sobre él.

Comunicaros que la novela ya consta de diecisiete capítulos, actualmente estoy terminando el dieciocho, y estoy muy satisfecha con el resultado que voy viendo. ¡Y eso que todavía falta la reescritura!

Gracias a todos los que me leéis y me apoyáis, para mí es muy importante para seguir adelante con esta gran historia.

Os dejo esta imagen porque tiene mucho que ver con lo que he escrito en estos dos meses: una sombra que en el cielo se recoge por la fuerza e inmensidad del agua, dejando que florezca la paz:


Recomendación #3: La Sombra de Pranthas, Rayco Cruz


Sinopsis




«—Me llamo Árgoth Grandël y vengo de Meledel. No me llaméis brujo. Lo que yo hago no tiene nombre ni merece etiqueta. No acepto vasallaje ni me postro ante hombre o mujer alguna. Hago mi trabajo de forma rápida y limpia. Cuando haya cumplido mi cometido, recogeré mi pago y no me volveréis a ver. Jamás. Una vez haya terminado, no quiero agradecimientos. Con el pago estaremos en paz y no quedará entre nosotros deuda alguna. Éste soy yo y éstas son mis condiciones».
Una sombra ha sembrado de cadáveres la tranquila aldea de Pranthas. El rey Yurt decide recurrir a los servicios del polémico hechicero Árgoth Grandël para descubrir y erradicar aquello que ha dejado desierta esa parte de su reino. Pero lo que el mago se va a encontrar en Pranthas es muy distinto de lo que se esperaba y, sin desearlo, se ve involucrado en una aventura que afectará incluso a su Destino. Gracias a sus habilidades y ayudado por inesperados compañeros, deberá desvelar el manto de sombras y mentiras que parece ceñirse sobre el reino de Ereth.






Opinión

Bueno, pues hoy quiero contaros lo que me sucedió el otro día relacionado con el libro del que quiero hablaros. Muchos sabéis que me encanta pasear por las calles céntricas de Valencia por el ambiente que se respira. Hay muchas cafeterías, librerías y fuentes preciosas, además de la Gran Biblioteca (yo la llamo así y sí, hablo de la que está en la Calle Hospital) que cuenta con un pequeño jardín muy hermoso y en el que puedes leer con total tranquilidad. Ya sabéis la calor que hace así que, tras estar caminando un buen rato, decidí entrar en una cafetería que tenía delante. No era muy grande, pero para tomar un café rápido no hacía falta más. Vi al camarero atendiendo un grupo de amigos. Para hacer tiempo busqué en mi monedero el billete de cinco y lo guardé en el bolsillo del vaquero, así pagaría nada más pedir el café. Mientras esperaba en la barra, una voz familiar me saludó: «¡Hola Sandra! ¡Cuánto tiempo sin vernos! Qué casualidad… Casi nunca entro en esta cafetería…»
Me llevé una grata sorpresa al girarme, pues me encontré con mi amigo y escritor Alberto Pessenda. «¡Hola Alberto! Pues sí que hacía tiempo. ¿Qué tal?»
«Muy bien», respondió él. «Con este calor necesito un café con hielo, ¿quieres uno?»
Quise responderle en ese mismo momento, pero vi en él la intención de seguir hablando y, como a mí me molesta en exceso que me corten, decidí dejarle hablar. Cosa de logorreicos. «Si tienes tiempo charlamos un rato. Me acabo de terminar el libro que te dije: La Sombra de Pranthas».
No necesité meditar la respuesta. «Sí, iba a pedir uno, el calor es insoportable». Genial, pensé, ayer leí sus últimas páginas. «¡Pranthas! Justo acabo de terminarlo también, las ideas del autor me han resultado interesantes».
«Dos cafés con hielo, por favor, ¿nos los llevas hasta esa mesa de ahí? Gracias», dijo él al camarero que le miró un tanto extraño al usar el término café con hielo, ya que aquí lo llamamos café del tiempo. Mira que soy impertinente y me gusta corregir a la gente, pero con él me supo fatal hacerlo y como el camarero pareció entenderle… «Sentémonos aquí, por lo menos hace fresquito». Obviamente, como buen caballero, me dejó pasar a mí primero, así que me senté junto a la pared, me encanta ese sitio. «Me decías que las ideas de Rayco Cruz te han resultado interesantes. ¿Cuáles?», preguntó directo, sin rodeos, tal y como es él.
«La que más la de la sombra. Me tuvo bastante intrigada hasta que llegas con Árgoth y descubres qué ocurre. Pero aun así, aun sabiendo lo que ocurre, me intrigaba el desenlace, necesitaba saber cómo se iba a resolver. ¿Qué te pareció a ti la sombra? ¿Y el mago protagonista? Yo lo he visto un tipo quizá demasiado soberbio…» Como muchos sabréis, Alberto es un hombre muy leído, enamorado de la fantasía como yo y, si mis ojos son críticos, los suyos no sé deciros cómo son. Siempre ven más allá de lo que veo yo. Apenas dos minutos de conversación bajo el aire acondicionado y adiós al calor.
«La trama principal está muy bien y la idea que se esconde detrás de la sombra, reconozco que es de lo mejor del libro. Yo leí esta obra, sobre todo, por la presentación que hace el autor de Árgoth, magistral. Aunque creo que luego, durante el desarrollo de la historia, es cierto que se vuelve un tipo bastante soberbio, sabelotodo, tiene una prédica para todos y, en algunos momentos, se vuelve molesto». Aquí está lo que os digo, yo veo una cosa y él ve tres. «También es verdad que, siendo la primera aventura del personaje, esta visión quizá cambie y madure en las siguientes. Una cosa que sí me ha gustado mucho es el lenguaje usado durante la narración».
«Sí, es muy fluido», corroboré, «a mí  también me gustó. Avanzas con rapidez y no se hace una lectura lenta».
¡Los cafés! Nada más los trajeron, removimos el azúcar, lo volcamos sobre el vaso con los hielos y tomamos un buen trago. Ambos lo necesitábamos.
«Lo que también llamó mi atención», seguí diciendo, «fue la espada. Cierto que Shernan ha sido el personaje que más me ha gustado al final, y que tuviera esa “misión personal”… Me gustó». Soy una persona con las ideas muy claras y digo lo que pienso, por lo que continué mi monólogo. «Yo lo veo una lectura para aquellos que quieran iniciarse en leer este género. Vocabulario fácil, pluma fluida, trama sencilla y con ideas muy guay… Y para lectores más como nosotros también, viene bien leer algo más ligero de vez en cuando».
«Sí, es cierto, usa un lenguaje sencillo y directo, lo que ayuda a concentrarte en la trama. Shernan a mí no me ha llamado la atención en especial, la mayoría de personajes me han parecido algo planos, pero como muy bien dices, este es un libro indicado, por encima de todo, a los jóvenes que quieran iniciarse en el género de fantasía. ¿Crees que leerás algo más de Rayco Cruz y su meledino?
«Sí, quiero saber si Árgoth evoluciona como personaje y deja de ser tan… molesto como has dicho antes. Pero quizá más adelante. ¿Y tú? ¿Le darás otra oportunidad al mago?
«Sí, decididamente», no tuvo mucho que meditar, lo tenía claro. «La forma de narrar de Rayco y el mundo que ha creado, aunque no aparece demasiado en esta obra, sí que ha despertado mi curiosidad. Como tú, yo también quiero saber la evolución de Árgoth y descubrir los secretos de su destino, el potencial es muy bueno…»
«Totalmente de acuerdo», dije alzando la vista para mirar el local. Él me imitó. Había gente en la barra esperando mesa.
«Bueno, pues te dejo, tengo que irme ya», dijo Alberto levantándose.
Le seguí hasta la barra, sabía que iba a pagar. Sinceramente me gusta mucho cuando un tío se comporta así, es halagador, pero estamos en pleno siglo XXI y en Valencia, mi ciudad, así que decidí adelantarme. Saqué el billete de cinco y pagué. Me miró como cuando a un caballero le quitas el honor de morir en combate. Le guiñé un ojo, como hago siempre que consigo mis propósitos, y salimos del local.
«Ha sido un placer, como siempre», dijo sonriendo. «A ver si quedamos para hablar de libros y fantasía».
«Ha sido genial, nos vemos otro rato».
Nos despedimos con un beso y una sonrisa. Seguí mi camino pensando en qué haría él por Valencia, lo que no sé es por qué no le pregunté. En fin, fue una buena tarde, grata compañía, café y libros de fantasía. ¿Se puede pedir más?


Espero que os haya gustado esta primera reseña conjunta. Aquí os dejo el enlace a su web donde él ha publicado la reseña desde su punto de vista:



Lo que más me ha gustado

Insisto: la sombra y lo que le rodea. El mundo de esta historia puede dar mucho de sí y creo que el autor nos va a mostrar más detalles en las siguientes entregas.
Árgoth, a pesar de ser un tipo soberbio, ha captado mi atención.
Por último, destacar el ritmo y la narración, han sido muy acertados. El autor consigue intrigarte, por lo que no dejarás de leer hasta llegar al final.

Lo que menos me ha gustado

O lo que mejoraría de esta obra. Sinceramente… No mejoraría nada. ¿Por qué? Porque es una primera historia, es una introducción al mundo. Tal cual está cumple su función de entretener a un público joven que está iniciándose en la lectura.

A quién lo recomiendo

A un público más bien juvenil que quiera empezar a leer fantasía. Es una buena historia para empezar a disfrutar del género. Y, por supuesto, a todo aquel que le apetezca una lectura ligera, sencilla, amena y con mucha fantasía.

Contactos del autor

Links de compra

Avances Thalios II Junio '18

Hola a todos. Hoy os cuento lo que escribí en Mayo y Junio, pues el mes pasado me fue imposible actualizar el blog. La verdad es que han sido meses productivos, he alcanzado una buena cifra aunque no la esperada. Sin embargo estoy contenta con el resultado. Actualmente la novela cuenta con las siguientes palabras y páginas:

46.212 palabras - 166 páginas

Contaros que este mes he escrito dos escenas muy distintas entre sí, pero que me han gustado mucho. En una he tenido que plasmar el respeto y la amistad entre dos personajes y en la otra todo lo contrario, pues otros dos personajes se han enfrentado verbalmente y ha habido mucha tensión.

¿Sabíais que me encanta escribir sobre los días antiguos? Por ello en Thalios II algunos personajes encontrarán y leerán pergaminos y libros antiguos en los que se descubre mucho sobre la antigüedad de Gala mientras acompañamos a Thalios en sus aventuras. Este mes he escrito uno en particular que me ha encantado. Lo escribió un elfo muy poderoso que domina el elemento prohibido y a mí me tiene enamorada. Si habéis leído "El Origen de Inframundo" deciros que ya le conocéis.


Nada más por el momento galanianos. Gracias a todos por estar ahí leyéndome y apoyándome. No os perdáis el hilo de Twitter, allí cuento muchas cosas y también pongo imágenes chulas:


Nos leemos.