Mi trabajo como escritora

¡¡Hola galanian@s! ¿Cómo va todo? Bueno, pues yo sigo trabajando en lo que será mi segunda novela, personajes nuevos, lugares que explorar, océanos que navegar... Sí, en el planeta Gala todavía hay mucho que ver. Pero hoy no voy a hablar sobre ello, quizá cuando esté todo terminado y con la publicación cerca, sino que os voy a contar lo que hago para escribir, dónde y cuándo.

Lo primero es tener un lugar adecuado para escribir, en el que  nos sintamos bien y nuestra mente esté despejada. Bueno, este es mi despacho, no se parece en nada a lo que os acabo de decir, peeeero...

 Como veis en el escritorio tengo todo lo necesario: bolis, libretas de notas, la libreta de viaje (la llevo siempre encima), fotos inspiradoras, chuches... Sí, chuches o coca-cola,, o... En fin, algo dulce, mi cerebro necesita motivación, por no decir que cuando bebes un poquito (¡pero sin pasarse!) escribes con mayor libertad, es algo muy curioso, curiosísimo. El resto es pura decoración.

Muchos pensaréis: "¿Cómo puede concentrarse así?" Pues sí, lo consigo. Una vez lo despejé todo, no había nada sobre la mesa, y creedme cuando pensé: "Yo no soy así". De modo que volví a colocarlo todo y me sentí yo de nuevo.
Desde esta otra vista veis lo estrechito que es mi espacio, pero me siento bien.
Es que lo miro y es ¡¡súper friqui!! Me encanta.

Ahora bien, todos sabéis (sino, os lo cuento) que trabajo ocho horas diarias repartidas durante el día, por lo que salgo de mi casa a las 7:45 de la mañana y vuelvo a las 20:00 o 20:30, de modo que ya os imagináis a qué horas escribo (a partir de las 22:00) y por ello mi cerebro necesita motivación, un premio. Aquí trabajo los fines de semana o cuando necesito corregir.

Pregunto, ¿qué tengo siempre a mano? Mis enciclopedias, diccionarios y archivadores con apuntes que encuentro en blogs sobre la escritura o artículos:



Esto lo tengo junto al escritorio, a la izquierda, solo he de girar la silla.
Esta enciclopedia (foto derecha) me ha ayudado muco durante mis años de estudiante y le tengo un cariño especial.
Y la otra.. bueno, por si acaso.



Muchos os soléis preguntar cómo se organiza un escritor...pues cada uno lo hacemos de una manera. En mi caso, como estoy todo el día fuera de casa,, he de llevar mis cosas de escritora a la oficina, es decir, mi mini ordenador, mis libretas de ideas y proyectos, mi estuche y mi unidad R2D2:


 En este pequeño ordenador escribo a diario, mi manera de empezar es siempre desarrollando a los personajes: ponerles nombre, saber de dónde vienen y a dónde van... En fin, estas cosas.

Pero a medida que voy escribiendo se me van ocurriendo otras ideas, bien para otros personajes o bien para otra historia, entonces cojo mi estuche y mis libretas y anoto lo que se me ha ocurrido a mano. Luego sigo con lo que estaba hasta que termino.

Este estuche es monísimo, lo compré en Alliexpress y lleva el dibujo de una nena por delante y por detrás, ¡ays me encanta!
Las libretas las llevo usando desde que gané el concurso de Carmen Hergueta, hasta ahora tenía una libreta sola mucho más pequeña e incómoda. Con estas dos estoy muy contenta.
R2D2 es la unidad en la que guardo todo mi material y siempre la llevo encima. Me gusta muchísimo y me da rabia que se vaya llenando (a ver, mola mucho, significa que mis proyectos avanzan), porque cuando se llene... ¡necesitaré otro pen y no quiero otro! Y si compro otro igual la acabaré liando... En fin, es un problema de la futura Sandra, así que...

Bueno, pues este es todo mi material para escribir, es un montón, lo sé, pero en mi caso es lo que necesito. Si estuviera en casa y no trabajase sería diferente, no necesitaría dos ordenadores.

¿De dónde vienen las ideas? Esta es otra pregunta que mucha gente se hace y la respuesta es bien fácil: ¡de todas partes! Tan solo tienes que mirar a tu alrededor. A mí por ejemplo me gusta sentarme en un parque, cafetería, o donde sea, mirar a la gente e inventarme una historia. También puedes encontrar inspiración en alguna conversación que oigas entre dos o más personas, en alguna serie de televisión que sigas... Yo veo ideas por todas partes, de hecho, ahora mismo, además de tener en mente el universo de Gala, se me ocurren otras cosas bien distintas y también las voy trabajando, por ello avanzo taaaaaan despacio.

¿Cómo me enfrento a la página en blanco? Muy fácil también, escribo cualquier cosa, da igual si es bueno o malo, lo importante es que empieces a escribir. Por ejemplo, yo empiezo siempre haciendo una descripción del tipo es una chica alta/baja, morena/rubia, gordita/delgada, etc, etc, y al final sale solo. Obviamente lo anterior lo deshecho después cuando he hecho la descripción real. Pero no hace falta que sea de un personaje, también me gusta mucho empezar describiendo el escenario. Por ejemplo: "Era una noche oscura, sin luna, sin estrellas y muy fría". Entonces pienso en qué tipo de persona podría estar en una  noche así fuera de casa... ¡los bandidos! Jajajaja.

Otra pregunta que me han hecho es por dónde empiezo, si lo escribo todo por orden, si esquematizo las cosas... Aquí cada escritor también trabaja a su  manera. Yo primero he de pensar en la historia, en el hilo principal y escribo todo lo que va a pasar. Al principio solo me salen diez o quince líneas, pero las dejo escritas en una libreta o folio, lo que tenga a mano. Luego sigo pensando en lo que va a suceder alrededor de esa historia principal y agrego más líneas. Cuando creo que es suficiente, empiezo a escribir, pero sin orden, yo adoro el desorden, escribo lo que me apetece en cada momento y suelo hacerlo así: primero escribo el hilo y luego reescribo el hilo añadiendo las tramas secundarias. La diferencia es que la primera vez escribo de una manera más salteada, no demasiado, pero tampoco sigo al pie de la letra mi propio esquema. Un ejemplo es que el capítulo "Falsa Identidad" de El legado de Thalios fue el último capítulo que escribí y, los que os lo habéis leído, sabéis que está un pelín más adelante de la mitad. Así que escribid lo que queráis y como queráis, pero escribid a diario.

Del proceso de corrección no os he hablado, pero antes de mandarlo a la editorial suelo leerlo un par de veces para comprobar que todo es correcto, que no se me ha pasado nada y todo cuadra. Luego ya lo envío y espero su respuesta.

¿Os cuento por qué quise hacer un mundo propio? Lo de hacerlo medieval es porque me encanta la época, me encantaría vivir en ella, de hecho todo lo que escribo intento que sea de ese rollo (aunque también mezcle realidad, tipo personas normales que viajan al mundo medieval). El culpable de que lea mogollón y escriba es él:



¿Mi libro favorito? El Silmarillion, always,

Y ya está chic@s, así es como hago las cosas y mi espacio es chiquitín, pero bien aprovechado, espero que os haya gustado y si tenéis alguna pregunta más... ¡¡dejadla en los comentarios!! ¿Vosotr@s tenéis algún otro método? ¿Escribís vuestras ideas por las paredes, en alguna pizarra? Contadme vuestra experiencia. ¡Gracias por haberos pasado!


💖 Muchos besos galanian@s 💖

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!