La creación de Gala

Lo prometido es deuda galanian@s, os dejo un relato para que conozcáis un poco mejor a los Dioses que crearon Gala y veáis cuál fue el proceso. ¡Espero que os guste!

LA CREACION DE GALA

Hubo un gran estallido en el universo y los ocho cuerpos salieron disparados en una única dirección hasta aterrizar en la luna. Todo a su alrededor era oscuro, tan sólo la luz que emitía Yamilieth era lo que les permitía ver más allá.
—¡Qué divertido! ¡Me encantan las explosiones! —Morghael, el Dios del Fuego, reía incansablemente mientras sus compañeros lo miraban irritados.
—No ha tenido gracia, ¿en qué estabas pensando? —preguntó el Dios Visionario.
—Venga Ox, ¿no presumes de saberlo todo?

Mientras todos se incorporaban, el Dios el Viento corrió hacia él tras una gran ráfaga de aire.
—La próxima vez esta ráfaga irá contra ti y te mandará a…
—¡Morghael! —Nerya, la Diosa de la Sabiduría, alzó la voz haciendo callar a Abdel— ¡Has destruido el planeta!
—Mis árboles, mis flores…—Nazuriel lloraba desconsolada sentada en el frío suelo mientras su pelo castaño se volvía cada vez más azul.
—Tranquila, todo se arreglará —Mínnel, la Diosa del Agua, inspiraba calma a través de sus grandes ojos verdes, aunque su cabellera pelirroja presentaba rebeldía.                                                                                                             
—Sí, pero ha sido muy divertido —su gran sonrisa terminó en una sonora carcajada.
—¡Te voy a empalar con mi lanza! —Arame, la Diosa de la Guerra, le apuntó con su arma.
—¡Arame! Deja a un lado tu temperamento, ahora necesito a la Arame de la Paz y la Justicia.
—Por eso le clavaría mi lanza, para hacer Justicia y que reinara la Paz, aunque fuera por un momento…

Arame sabía que no podían destruirse mutuamente. Aunque mostrasen cuerpos humanos, no eran más que fuentes de energía muy poderosas que adquirían la forma que necesitasen en cada momento. Por eso, tenía la certeza de que su adversario, como ella le llamaba, volvería a su estado original, una esfera de luz, un ente cargado de ardor.
 —No puedes hacer eso cada vez que creamos algo —Nerya intervino de nuevo dirigiéndose a Morghael—. Somos Dioses creadores no destructores, te ordené que hicieras una esfera de fuego para calentar e iluminar el planeta —La Diosa Sabia miró a su alrededor desconcertada—. ¿Dónde estamos?
—¡En mi creación! ¡En la luna! —gritó Yamilieth emocionada— Por suerte la creé antes de que lo destruyeses todo, Señor de los Fuegos —abrazó cariñosamente a Abdel mientras él acariciaba su melena plateada.
—Pero no es suficiente, lo que un planeta necesita es una gran estrella creada con fuego, ¿me oyes Morghael?
—Sí, Nerya —el Dios del Fuego se cruzó de brazos—. Ox, haz el favor de calmar a tu compañera, no ha sido para tanto.

El Dios Visionario no le hizo el menor caso. Sabía cuál era su papel.
—¡Pues créala o te ensarto! —Arame se acercó de nuevo con el arma en ristre.
—¿Quieres luz? —Morghael levantó el brazo con la palma de la mano abierta de la que brotó una diminuta esfera de fuego.
—Dime eso a mí —Mínnel se interpuso entre sus compañeros y preparó una bola de agua helada para tirársela a Morghael. Toda la tranquilidad de la que estaba dotada hacía unos instantes, se había transformado en una gran tormenta.
—Ya estamos con los ataques bipolares de Mínnel —los ojos de ambos reflejaban lo que sentían, agua y fuego.
—¡No soy bipolar! ¡Soy como el océano, como el mar!
—Basta —intervino Nerya con total tranquilidad—. No queremos más desastres. Mínnel, ya sé que tu naturaleza es cambiante, pero controla tus emociones.
La Diosa del Agua deshizo su ataque. Morghael sintió el fuego arder en su interior al mirar a Mínnel, capaz de hacerle frente y la única de la que estaba enamorado. Su cabello rojo fuego le volvía loco de deseo.
—Bueno, gracias a Morghael, el planeta Gala ha vuelto a ser destruido.
—Nerya —Ox, que había estado ausente durante aquellos minutos, se acercó y dijo seguro de sí mismo—. He visto que la próxima vez saldrá bien. Hay que intentarlo de nuevo.

El Señor del Fuego chasqueó la lengua y dijo con su sonrisa torcida:
—Queríais que hiciese una inmensa bola de calor, ¿no?
—¡Pero sin destruir nada! A ver, hagamos lo que dice Ox. Créala sobre nuestras cabezas. Mínnel, Abdel, preparaos por si acaso.
—Cuidado preciosa —le besó la mano y miró al Señor de los Vientos por encima del hombro—, no sea que evapore tu agua con tanto fuego.

Los Dioses sonrieron mientras la Señora del Agua se sonrojaba, pero sin dejarse intimidar por su compañero. Todos sabían que la Diosa del Agua y el Dios del Fuego no podían vivir el uno sin el otro. Eran dos fuerzas opuestas, pero atrayentes al mismo tiempo.
Morghael se alejó de sus acompañantes, levantó ambos brazos y de sus palmas brotaron chispas, lenguas de fuego que poco a poco formaron una pequeña esfera.
—Un poco más grande Morghael.

Asintió y siguió concentrando energía. Ox se acercó a Nerya y la tomó de la cintura.
—¿Segura de que la necesitamos más grande? —susurró en su oído.
—Ya falta poco —se sonrieron con dulzura—. Qué difícil es manejar a Morghael, si esta vez el planeta Gala sale adelante, tendremos que estar muy atentos a los pasos de nuestro amigo.
—Ya te lo dije la otra vez, Morghael está cambiando.
—Le necesitamos Ox, no podemos destruir el fuego que habita en él.
 —Pero podemos retenerlo para que no cause desastres. Abdel está de acuerdo conmigo.
—No voy a aprisionar a ninguno de los nuestros. Sabremos manejarlo, estoy segura.
—Y yo estoy seguro de que Morghael se hará más poderoso. He visto que…
—Lo sé, somos compañeros mi amor. Pero necesitamos que nos ayude con nuestra creación, Mínnel se encargará de que siga de nuestra parte.
—No podemos confiar en Mínnel ciegamente, sabes cómo es, si ambos se vuelven en nuestra contra…
—Hay que arriesgarse, Abdel tiene el suficiente poder de hacerle frente a Morghael.
—De  nuevo te olvidas de Mínnel, pero sabes que estaré a tu lado para ayudarte —Ox se quedó con la mirada triste, pues sabía muy bien que en un futuro librarían una gran guerra contra Morghael. Entonces se descubriría de qué lado estaba Mínnel realmente.
—Morghael, escucha, quiero que la lances lo más lejos posible, pero ha de quedar frente a nosotros.
—¡Vale Nerya! —se elevó junto a la gran esfera y con un enérgico movimiento la lanzó lejísimos.
Cuando aterrizó de nuevo junto a los otros Dioses se sorprendió al ver su creación, pues era mucho más grande que la luna y emitía mucha luz y calor.
—Perfecto, buen trabajo amigo —le felicitó Nerya—. Ahora es nuestro turno, vamos. Morghael, no debes aportar mucha energía, no quiero más destrucciones —le miró con decepción obligándole a sentirse avergonzado, pero tenía la certeza que sería una farsa aunque lo consiguiera.

Los Dioses se dieron las manos, cerraron los ojos y aportaron la energía necesaria para crear el planeta Gala de nuevo.

Nadie sabe cuánto tiempo estuvieron cogidos de las manos formando su gran creación, sólo sabemos que el planeta Gala al fin nació entre las creaciones de Morghael y Yamilieth, entre el sol y la luna. En ese mundo emergieron varios continentes, en los que posteriormente nacerán hombres y elfos, pero hubo uno que les llamó gratamente la atención. Era un continente alargado, con la extremidad derecha formando puntas tanto al Norte como al Sur; y justo encima, una pequeña Isla con forma triangular.
—¿Os gusta ese continente? —preguntó Nerya.
—Sí, es bonito, visto desde aquí arriba me da una gran idea —Mínnel estaba feliz por volver a ver su amado océano—. Nerya, pido permiso para vivir bajo el agua, junto a mis creaciones.
Tras aquellas palabras Morghael miraba a su compañera con los ojos muy abiertos, de tal manera, que podía verse una llama bailando en cada uno de ellos.
—A mí también me gusta —se apresuró a decir—, esa cordillera de montañas parece creación mía, las baña el sol y parece que sean de fuego. Ese será mi hogar —observó que Mínnel no se había inmutado y se sintió dolido.
—Ox, Yamilieth, Arame, Nazuriel, ¿alguna objeción? —Nerya vio a sus compañeros negar con la cabeza—. Pues vamos, nos instalaremos en el centro del mismo y luego hablamos del hogar de cada uno.
Todos descendieron lentamente al continente del que habían hablado y, una vez allí, Nerya volvió a tomar la palabra:
—De ahora en adelante, este continente se llamará Galeden, el edén de Gala, la tierra de los Dioses.
Nazuriel estaba contenta, feliz, por lo que su cabello ahora presentaba un color rosado. Arame corría de un lado para otro con su larga melena castaña clara ondeaba al viento creado por Abdel, el cual permanecía al lado de Yamilieth observando su creación.
Por otro lado, Mínnel ya se encaminaba hacia el mar del Norte, donde se convertiría en una hermosa sirena y crearía a las criaturas marinas, cordilleras de corales, lagos…
—Mínnel, necesitaremos tu ayuda para crear la nueva raza. Atenta a mi llamada.
La Señora del Agua sonrió y siguió su camino.
—¿Ya sabes cómo se va a llamar esa nueva raza?
—Ox, ya lo sabes. Los llamaremos Elfos.
Pero en esos momentos ambos Dioses estaban más preocupados por Morghael, debían esforzarse por no perderle como aliado.

Morghael no pudo evitar echar un vistazo a aquellas grandes montañas, a las cuales más tarde llamaría las Montañas de Fuego.

Ahora os toca a vosotros dejar un comentario. ¿Qué os han parecido los Dioses? ¿Os ha resultado entretenido? ¿Os gustaría saber más sobre el universo de Gala, sus mitologías y leyendas? Os espero por aquí galanian@s, besos y abrazos. 

4 comentarios:

  1. Wow Sandra. Increíble. Ya tenía ganas de saber más y me topo con esta maravilla.

    Besitos 💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Pues esto fue la primera idea, la adapté para participar en un taller y saber qué opinaba la gente al respecto y tuve muy buenas críticas.
      Ahora este principio ha cambiado, ha necesitado una evolución, pero esta fue la primera idea, el germen con el que empezó este maravilloso viaje.

      Eliminar
  2. Sandra comentarte que me encantaría ver las Ilustraciones de los dioses 😍 Igual que de los personajes del mundo que has creado.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que camelarme a alguien, si necesito ayuda te aviso!! XD :*

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!