Página en blanco

¿Cómo te enfrentas a una página en blanco? ¿Qué piensas cuando abres un word?

Hola a tod@s de nuevo. He decidido escribir este post porque en éstas últimas semanas mucha gente me ha preguntado por mi libro, cómo va, cuándo vamos a publicar... pero ha habido una persona que me ha preguntado por la página en blanco, y la que se quedó en blanco fui yo.

En ese momento le contesté lo primero que me vino a la cabeza: "No sé, simplemente escribo" Pero después de pensar en ello, me di cuenta de que sí sé lo que hago para enfrentarme a ella.


  1. Desarrollo de los personajes: personalmente es lo primero que hago, conocerles bien, desarrollarlos psíquica y físicamente.
  2. Época: tener muy claro si va a ser algo actual, futurista, medieval, prehistórico... Documentarte sobre ello también es muy importante, pues nosotros no hablamos igual que nuestros antepasados del siglo XV, por ejemplo. Así como tampoco teníamos la misma tecnología, ahora tenemos armas de fuego casi automáticas, pero en la época del Renacimiento había que cargar cada disparo.
  3. Trama: cuando tengas al personaje principal y lo hayas situado en el tiempo, piensa en lo que le va a pasar a él y sólo a él, enumera su recorrido con pocas palabras, mejor en un excel para luego añadir líneas.
  4. Incluye al resto de personajes alrededor de lo que has hecho con tu protagonista, es decir, que si el prota se va al bosque a pensar en un plan malvado, va a necesitar una coartada si no quiere que lo descubran, de modo que aquí incluirías al cómplice (que seguramente acabará pagando los platos rotos)
  5. Una vez tengas el excel más o menos claro (poco a poco irás modificando, añadiendo, borrando... así que no te preocupes por tenerlo acabado), abre un word y escribe sobre tu personaje. No hace falta que empieces por el principio, ni que hagas los capítulos seguidos, simplemente escribe lo que te apetezca en cada momento. Se trata de que escribas y de que te sientas cómod@ con lo que haces. Ah, y guarda todo lo que escribas, aunque te parezca una tontería, si no te gusta, guarda ese word y abre otro para volver a empezar. Cuando los dejes reposar unos días, vuelve a leer los words que has escrito y tal vez llegues a mezclarlos haciendo un tercer word que te guste más.
Así es como me enfrento yo a un word recién abierto. Para mi libro, simplemente pensé en Dainen y me dejé llevar. Luego vino Kiarad, luego Balion, Duimen, Céyron y por último Haithen (éste último lo creé después de tener escritos casi diez capítulos) Estos son los principales, los que tenéis que tener claros desde casi el principio.

Espero que os haya gustado y os haya servido para algo, aunque sea para animaros a escribir cada día un poco! Nos vemos!!

PD: lo que escribas tiene que gustarte a ti, pero si se lo enseñas a alguien para que te den opinión, acepta sus críticas. Incluso si te dan alguna idea y te ha gustado, dale vueltas hasta que te la lleves a tu terreno o, si no les ha gustado nada, sigue adelante y piensa en darle un apretón de tuercas. Pero recuerda que hagas lo que hagas, ha de gustarte y llenarte a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!